Fundamentos del Instituto Uría

Fundamentos
del
Instituto Uría

30 años de experiencia

El equipo psicopedagógico mantiene un equilibro entre técnicos con mucha experiencia, como por ejemplo el Dr. Jose María Uncal Jiménez de Cisneros, que obtuvo su licenciatura en medicina y cirugía, formándose posteriormente en psicología y psiquiatría, y técnicos con experiencia dilatada como el Dr. Angel R. López que comenzó su carrera como educador social, a principios de los 90, se licenció en psicología por la especialidad clínica en 2004, y se doctoró en psicología en 2012.

Técnicos como Joana G. González, pedagoga, licenciada en 2010 y formada como orientadora.
Dayán Rodríguez Fernández, licenciada en logopedia y diplomada en magisterio de educación infantil.

Y técnicos jóvenes, sumamente valiosos como Laura Allende Puente, que obtuvo recientemente su grado en pedagogía. Técnicos recién incorporados, como Paula Espinosa, bióloga y profesora de ESO y bachillerato. Al igual que Elena Riboir, graduada en pedagogía mientras trabajaba con nosotros como educadora.

El equilibro entre experiencia y juventud, combinado con una extraordinaria formación académica es nuestro método para alcanzar la calidad técnica que demanda el trato con los chic@s y sus familias.

Equipo psicopedagógico

Pude ver nuestro equipo en el apartado de esta misma web ¿Quienes somos?.

Servicio de Orientación Académica

El servicio a los chic@s y el trato frecuente y normalizado con sus padres genera un conocimiento amplio de las circunstancias que influyen en el rendimiento académico, la conducta, el estado emocional y el comportamiento social.

Esto, combinado con la evaluación psicopedagógica, el trabajo concienzudo y un compromiso amplio de todo el equipo técnico, nos da la capacidad de realizar la intervención más ajustada junto con la orientación académica, social, emocional y familiar más certera.

Programa de método y técnicas de estudio

Uno de los pilares del entrenamiento psicopedagógico del Instituto Uría de Ciencias Aplicadas a la Educación, es el pedagógico. Y una de las partes más importantes del entrenamiento psicopedagógico, es la adquisición de una buena técnica de estudio. Por eso, dentro de nuestro método y perspectiva, contemplamos el desarrollo de los siguientes factores relacionados con el estudio como motor de un proyecto de vida exitoso.

Factores que intervienen en el estudio

  1. Los intelectuales
    • Desarrollo de la inteligencia.
    • Desarrollo de la atención y concentración.
    • Desarrollo de la lecto-escritura.
    • Cálculo.
  2. Los ambientales
    • Planificación y organización del tiempo y actividades.
    • El lugar de estudio.
    • Los personales
    • Metas y objetivos.
    • Orientación.
    • Vocación.
    • Autoconocimiento.
  3. Los pedagógicos
    • Utilización de TÉCNICAS DE ESTUDIO.
    • Formación de hábitos.
Instituto-uria-gijon-entrada
30 años al seri

Nuestras clases psicopedagógicas

En el Instituto Uría de Ciencias Aplicadas a la Educación, nos encargamos de los cuatro factores. Nuestra propuesta es integral y pueden seguirla en los apartados correspondientes del sitio web. Centrándonos en los factores pedagógicos y más concretamente en la utilización de técnicas de estudio [1], nuestro temario, es el siguiente:

  • Decálogo del estudiante.
  • El lugar de estudio.
  • El subrayado.
  • Horarios de acuerdo a tus posibilidades.
  • Condiciones psíquicas, físicas y pedagógicas para iniciar el estudio.
  • Mantener la concentración durante el estudio.
  • Asociar lo que estudias con cosas conocidas y con otras asignaturas.
  • El esquema.
  • Ampliar conocimientos.
  • Repasar y memorizar.
  • Preparar los exámenes.
  • Adquirir y fortalecer el hábito.
  • El resumen.
  • Cómo tomar bien los apuntes.
  • Los mapas conceptuales.
  • Cómo mejorar la comprensión lectora.
  • Cómo acertar al elegir una profesión.

Pero recuerda, aparte de disponer de los mejores enseñantes y de los métodos más adecuados también necesitamos tú motivación. Somos conscientes de que muchas veces, no es fácil encontrarla, pero para ello, contarás con el departamento de Orientación del Instituto Uría, en el que nuestros psicólogos educativos te ayudarán a encontrarla.

Referencias: [1] Regadera López, A., Sánchez Carrillo, J. L., 2009.

Gestión de deberes y exámenes

Para gestionar los deberes y las tareas de los chic@s, así como las explicaciones oportunas de los contenidos, habilitamos clases semanales que pueden ir desde uno a cinco días.

El tiempo de las clases es, normalmente, de 1 hora y media.

En el tiempo disponible ( elegido por los padres ) gestionamos la carga lectiva. En algún momento (asignado de antemano), otros técnicos van a buscar a clase al alumno, para realizar otro tipo de tareas, relacionadas con orientación, entrenamiento atencional, logopedia, comprensión y razonamiento, etc.

Cuando terminan sus tareas individuales, vuelven a la clase donde siguen con la gestión de sus deberes.

Clases de Recuperación

Durante el curso y el verano se imparten clases de apoyo educativo y recuperación para alumnos de Infantil, Primaria, E.S.O., Bachillerato y Universidad.

Nuestro objetivo es, no sólo que los chicos aprueben las distintas materias, es también proporcionarles herramientas y autonomía, promover el estudio comprensivo y no mecánico, favoreciendo la planificación del estudio, la elaboración de la información y la consolidación de conceptos, así como la resolución de dudas.

Les enseñaremos procedimientos y técnicas que les facilitarán el estudio, y les ayudaremos a aplicarlos a los contenidos específicos de sus asignaturas. En pocas palabras: Van a aprender a estudiar.

oficina-uria-psicologos-gijon

Grupos Reducidos

Creemos que los grupos primaros compuestos por una media de 5 o 6 chic@s son el mejor modo de crear una "situación de aprendizaje". Para nosotros, esta situación de aprendizaje es un grupo donde hay personas que entran y salen, algunos porque han terminado su recorrido académico (este puede ser la recuperación de asignatura/s, final de un trimestre, de una etapa escolar o un cliclo formativo).

A este grupo se incorporan otros chic@s nuevos. Y lo mejor que pueden encontrar cuando se incorporan es un habitat (clase) luminoso, limpio y cálido, dotado con todo lo necesario para aprender (materiales, libros de consulta, diccionarios, tecnología…).

Y el resto del mencionado grupo primario (5/6 chic@s).

En este grupo lo mejor es que haya un modelo Master, que son las profesoras y/o especialistas, y varios modelos de afrontamiento (Coping), que son sus compañeros.

Estos modelos de afrontamiento tendrán poca media y amplia eficiencia en relación al rendimiento académico e intelectual debido al tiempo que lleven en el grupo.

De este modo la distancia que hay entre el/ella y sus compañeros es asimilable. Pues siempre hay algún modelo próximo con quien inevitablemente se comparará. De tal modo, si puede verse reflejado en ese modelo que haya elegido, pensará: "Si ellos lo van haciendo y llegan a ser buenos en esto, yo también podré".

Informe psicopedagógico

La estructura de nuestros informes es modular:

Inteligencia

  • Comprensión Verbal (CV)
  • Razonamiento Perceptivo (RP)
  • Memoria de Trabajo (MT)
  • Velocidad de Procesamiento (VP)

 

Procesos Cognitivos Básicos

  • Percepción (P)
  • Atención (A)
  • Concentración (C)
  • Memoria (M)

 

Arquitectura Psicológica

  • Autoconcepto
  • Ansiedad
  • Estrés percibido
  • Personalidad

 

Funcionamiento Ejecutivo

  • Capacidad de inhibición
  • Supervición de sí mismo
  • Control emocional
  • Iniciativa
  • Memoria de Trabajo
  • Planificación y organización
  • Organización de materiales

 

Funcionamiento Intrumental

  • Lectura
  • Escritura
  • Cálculo

 

 

Competencia Social y Emocional

  • Gestión emocional
  • Habilidades Sociales
  • Vocación
  • Pertenencia
  • Tecnologías

 

 

Se reflejan los resultado de las  pruebas realizadas para obtener un cociente intelectual (Ci) y cuatro cocientes intelectuales parciales (CV, RP, MT, VP), el nivel de los procesos cognitivos básicos (P, A, C, M); el desarrollo de la lectura (procesos léxicos, sintácticos y semánticos); de la escritura (dictado, ortografía arbitraria y reglada, reglas ortográficas, acentos, mayúsculas, signos de puntuación y redacción); los índices de desarrollo comportamental afectivo y cognitivo; su arquitectura psicológico, su competencia social.

Si los resultados obtenidos en las pruebas son indicativos de algún tipo de síndrome (disejecutivo, ansioso, depresivo...); de algún trastorno (TDAH, TDA, Dislexia, Disortografía, Discalculia...)

Se codifica el/los desórdenes (trastornos) bien sean de modo categorial (por ejemplo: F90.0 Trastorno con déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado [314.01]); de modo descriptivo (… presenta un rendimiento bajo en tareas académicas con desmotivación elevada y una notable ansiedad situacional ante los exámenes…).

Acto seguido se desarrolla la intervención: la que se haya hecho hasta la fecha, la que se está haciendo, la que se debería hacer en el futuro…

Al informe se pueden añadir o quitar módulos de evaluación. Esto suele diseñarse de acuerdo entre familia y Equipo Técnico.

Hay dos modos de realizar el Informe Psicopedagógico:

  1. Sólo informe: Se hace en una semana aproximadamente ( se necesitan entre 3 y 4 horas con el chic@ divididas en 2/3 días. Se entrega a la familia en una posterior entrevista para explicar los resultados y contestar las dudas. Tiene un precio establecido dependiendo de los módulos y es autónomo. (todo lo que se necesita para aplicar la intervención consta en el informe)
  2. Informe como parte de un servicio paralelo, más o menos extenso, de lo que hacemos aquí. El informe lleva en la parte final una propuesta de intervención para solucionar las dificultades que se hayan objetivado y que se lleva a cabo en el Instituto Uría. Este informe forma parte del servicio integral que se presta cuando los chic@s están integrados en la dinámica del Instituto.

Evaluación e intervención en matemáticas

Dificultades propias de los niños con dificultades con las matemáticas

Según el DSM-VI hay tres tipos de destrezas que pueden estar afectadas en niños con desórdenes del cálculo; que son: las lingüísticas, las perceptuales y la atencionales; por lo tanto, los fallos que presentan los niños con dificultades en las matemáticas se deben a deficiencias en:

  • Atención
  • Memoria de trabajo
  • Procesos visoespaciales

 Deficiencias atencionales

Llevan en la mayoría de los casos a respuestas impulsivas por la falta de atención, situación que produce un efecto negativo en la adquisición de las habilidades del cálculo

 Deficiencias visoespaciales

  • Diferenciación entre números similares en cuanto a lo espacial (6,9)
  • Alinear números para ejecutar operaciones
  • Ordenar números de mayor a menor y en sentido contrario
  • Comprender la relaciones espaciales (abajo, arriba, izquierda, derecha)
  • Memorizar ordenadamente los números
  • Comprender el valor de los números y de la posición de los mismos
  • Dificultades para saber que numero va de tras o delante de otro

 Deficiencias en la memoria de trabajo

La dificultad radica específicamente en la incapacidad de mantener la información numérica en la memoria de trabajo, lo que influye directamente en lo siguiente:

  • Dificultades para memorizar y reproducir el grafismo de cada número
  • Dificultad para recordar la sucesión de los mismos
  • Realización de cálculos mentales
  • Recordar los pasos implicados para la realización de problemas o llevar cabo procesos.

Criterios  DSMIV (1990):

  1. Capacidad aritmética (evaluada mediante pruebas normalizadas de cálculo o razonamiento matemático administradas de manera individual)
  2. Coeficientes de inteligencia (CI) y escolaridad acordes con la edad.
  3. El trastorno del cálculo interfiere significativamente en el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren habilidad para el cálculo.
  4. Si hay un déficit sensorial, las dificultades para el rendimiento del cálculo exceden de las habilidades relacionadas con el mismo.

Lo anterior sugiere entonces que para el proceso de diagnóstico, se deben evaluar las siguientes áreas:

o   Capacidad intelectual: WISC-IV, WIPSI

o   Capacidades numéricas y de cálculo: TEMA 3, Aritmética del WISC-IV…

o   Funciones ejecutivas; memoria y atención: BRIEF, Dígitos Inversos, AULA, CESAT

o   Capacidades visoperceptivas y visoespaciales: EDAF, FROSTIG, Senderos, Laberintos, Dibujos…

En lo que respecta al tratamiento como tal, se considera indispensable para el mismo la intervención temprana, teniendo una previa evaluación concreta que muestre las áreas sobre las que hay que trabajar a nivel neuropsicológico y cognitivo.

En ese orden de ideas, el éxito del tratamiento estaría determinado por:

  1. El diagnostico e intervención precoz: Evaluación Psicopedagógica del Instituto Uría
  2. La capacidad intelectual del niño: Cociente Intelectual
  3. La gravedad del trastorno: Valoración Técnica
  4. Fuerte colaboración de la familia: Entrevista Explicativa
  5. Fuerte colaboración de los centros educativos: Visita al Centro

 

Intervención en la falta de atención

La atención es un fenómeno multidimensional (atención selectiva, dividida y sostenida) en el que están implicados procesos que se dan a diferentes niveles como el conductual, el fisiológico, el cognitivo y el fenomenológico. Además está relacionada con facetas muy variadas como la selección de la información, la competencia entre tareas, la capacidad para concentrarnos en actividades de larga duración y la preparación para la acción Dentro del Paradigma Cognitivo, es decir del conjunto de conocimientos que actualmente la comunidad científica acepta como idóneos y actualizados al momento evolutivo de esta ciencia – la psicología-, se acepta que la atención tiene tres dimensiones:

  • La atención selectiva: Seleccionar un estímulo entre varios que en ese momento no son relevantes para la tarea.
  • La atención dividida: Cuando la situación exige dar respuesta a varios estímulos simultáneamente.
  • La atención sostenida: Es la encargada de mantener los procesos atencionales durante periodos de tiempo largos. Es la concentración.

Por otro lado, la atención tiene las siguientes características:

  • Amplitud: Es la cantidad de información y el número de tareas que se pueden realizar simultáneamente. Dos de los problemas más frecuentes que se pueden dar aquí son los de ensanchamiento y estrechamiento. Es decir, foco de la atención excesivamente ancho y excesivamente estracho respectivamente.
  • Intensidad: Es la cantidad de atención que prestamos a una tarea.
  • Oscilamiento: Consiste en cambiar la atención de un estímulo a otro porque la/las tareas así lo exijan. La rapidez en este cambio puede ser un indicador de la flexibilidad. Aquí los problemas más frecuentes son que el cambio sea excesivamente rápido o excesivamente lento.
  • Control: La atención puede ser libre o controlada. En el primer caso es cuando la atención no se dirige a un fin específico y en el segundo cuando sí hay un fin específico y se tiene la sensación de esfuerzo.

Cabe decir que cuando hablamos de atención podemos estar refiriéndonos a:

  • Un rasgo: es característico de personas que son distraídas, pero que eso no supone un peso o traba a la hora de llevar a cabo sus actividades.
  • Un estado: se da cuando una persona pasa por un trance o acontecimiento se bloquea mental y fisiológicamente. Suele corresponder con estados de preocupación intensos y/o trastornos (p.ej.: estados depresivos).
  • Un trastorno: el sujeto está limitado por una alteración psicopatológica de sus funciones psicológicas relacionadas con la atención (p. ej.: Trastorno por déficit de atención)

Es en este último caso donde es más necesaria una intervención específica para restablecer el funcionamiento correcto, dado que cuando se trata de un rasgo no reviste gravedad y cuando se trata de un estado la intervención es indirecta apuntando a las causas que motivan dicho estado. En el caso de un trastorno atencional, se deben de tener en cuenta:

  • Si se trata de un problema de atención selectiva, dividida, sostenida (concentración) o de ambas.
  • Si dichas dificultades atencionales se dan en el canal auditivo, visual o en ambos.
  • Como se manifiestan dichas dificultades con y sin distractores.
  • Y, finalmente, si existen otras alteraciones que hayan de tenerse en cuenta.

Entre las alteraciones que más condicionan el funcionamiento atencional están las llamadas Funciones Ejecutivas que están en relación con los circuitos cerebrales que dirigen al resto de funciones cognitivas. Son, utilizando una analogía de Thomas E. Brown: . . . el director que dirige a la gran orquesta que es el resto del cerebro humano. Llamamos funcionamiento ejecutivo a la capacidad para regular el esfuerzo mental para mantenerse atento a una tarea, a la autoregulación emocional, a la capacidad de inhibición de los estimulos irrelevantes para esa tarea, a la planificación y organización de las metas y objetivos, a su distribución en función de tiempo y actividades y en definitiva a la flexibilidad mental para la logra culminar con éxito las tareas.

En la práctica y remitiéndonos a uno de los desordenes más comunes y característicos que cursa con dificultades atencionales y de concentración: el Trastorno por déficit de atención (TDA), los síntomas suelen ser:

  • Baja capacidad de concentración.
  • Poca persistencia en las tareas largas y que requieren un esfuerzo.
  • Desorganización.
  • Olvidos y despistes.

Este subtipo del TDAH (Inatento) suele ser más evidente a partir del del segundo o tercer ciclo de Primaria o incluso en Secundaria. Se da en ambos sexos y las dificultades se encuentran más en el rendimiento académico que en la conducta. Suele decirse de ellos que están en las nubes, que sueñan despiertos o simplemente que son vagos y no están motivados para estudiar.

Este subtipo suele pasar desapercibido en clase porque no dan problemas de conducta que interfieran en la dinámica escolar, familiar o social. Es una causa muy frecuente de fracaso escolar, ya que en la Educación Secundaria no pueden seguir las demandas de organización, planificación y autonomía que en esta etapa se demandan.

Extractado de:

  • La atención. María Dolores Castillo Villar. Ediciones Pirámide. Madrid 2009
  • Análisis y valoración de algunos patrones diagnósticos diferenciales en los subtipos de TDAH. Ángel R. López Calzón. Departamento de psicología evolutiva y del desarrollo. Tesis doctoral. Universidad de Oviedo 2012.

¿Qué es la dislexia?

Es una dificultad específica y persistente del lenguaje escrito, que tiende a manifestarse al inicio del aprendizaje de la lectura y la escritura; y, en ocasiones, del cálculo. Es una dificultad congénita o adquirida con base neurológica, en la que diferentes factores conductuales pueden estar sutilmente afectados. Existen dos tipos de dislexia: adquirida y evolutiva.

Dislexia adquirida

Fonológica

  • Dañada la ruta fonológica.
  • Errores comunes: noche por nache, sol por sal; catar por cantaba; el por al.
  • Rehabilitar en los tres componentes de la ruta fonológica:
    • Segmentación grafémica.
    • Conversión grafema / fonema
    • Ensamblaje fonémico

Superficial

  • Dificultad con las palabras que no ajustan con correspondencia grafema / fonema.
  • Errores comunes: baca = animal que da leche (no entender los homófonos).
  • Rehabilitar cada componente de la ruta visual:
    • Léxico visual.
    • Sistema semántico.
    • Léxico fonológico.

Dislexia evolutiva

Disfonética (parecida a la fonológica)

  • Déficit de integración grafema / fonema. Dificultad con palabras largas.
  • Errores comunes: café por afesapo por sapu
  • Rehabilitar los tres componentes de la ruta fonológica y pre-requisitos*

Diseidética (parecida a la superficial)

  • Dificultad a través de la ruta visual. No se perciben las palabras como un todo.
  • Errores comunes: Errores comunes: daca por bacaceso por queso
  • Rehabilitar los tres componentes de la ruta visual y pre-requisitos.

 

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención con / sin Hiperactividad (TDAH) tiene origen neurofisiológico; es decir que está relacionado con las funciones del Sistema Nervioso. A grandes rasgos, se define por tres características:

  • Inatención: Dificultad para mantener la concentración.
  • Impulsividad: Falta de inhibición o control sobre los impulsos.
  • Hiperactividad: Concepto relacionado con la inquietud motora.

Estos conjuntos de signos pueden aparecer por separado o combinados. En ese sentido, se reconocen tres subtipos de TDAH:

  • Predominio de déficit de atención.
  • Predominio de conducta impulsiva e hiperactividad.
  • Tipo combinado, donde los dos trastornos anteriores se dan a la vez.

El TDAH afecta a entre el 3 y el 7% de los niños/as en edad escolar. Para que se hagan una idea, esto significa que en todas las aulas hay entre 1 y 3 niños con estas dificultades.

A día de hoy se considera un síndrome conductual con bases neurobiológicas con fuerte componente genético. Esto quiere decir que es un conjunto de signos y síntomas que, en este caso, tienen que ver con las funciones del pensamiento, de la regulación emocional y de la conducta.

Para realizar el diagnóstico de TDAH, los síntomas deben aparecer durante un periodo de más de seis meses. Deben incidir en varias dimensiones de la vida del niño (familia, ámbito escolar…). El diagnóstico, a veces, no es fácil, dado que este síndrome no siempre encaja perfectamente con los prototipos descritos en los manuales. Por ello es preciso realizar un examen minucioso, no sólo de los síntomas, también de otros ámbitos como el aprendizaje.

Más del 50% de los niños con TDAH presentan además otras patologías, y éstas tienden a agudizarse con el tiempo. Los trastornos que más se solapan con el TDAH son: Trastorno Negativista Desafiante, Trastornos de Conducta, Trastornos específicos del aprendizaje, Ansiedad y Trastornos del estado de ánimo (depresión y trastorno bipolar).

Es preciso potenciar los facilitadores de un buen pronóstico, entre los que se encuentran la cohesión del grupo familiar, la aceptación de las dificultades del niño, apoyo emocional y la compensación activa de las áreas deficitarias.

Nuestra intervención integral en TDAH

Desde el Instituto Uría de Ciencias Aplicadas a la Educación proponemos una Intervención Integral (en todos los ámbitos afectados), con un Equipo psicopedagógico (psicólogas y psicólogos de Gijón, médico, pedagogas, logopeda...) y de forma Multimodal (con los materiales, instrumentos y técnicas que, avalados por la investigación, han demostrado utilidad).

intervencion-multimodal

En el Instituto Uría existe un departamento específico para niños con TDAH, donde se dispensa un servicio Integral e Individualizado teniendo muy en cuenta las características de cada niño. En este sentido, características como la existencia de dislexia, dificultades logopédicas y/o problemas de conducta son tratados por el especialista de cada materia. Profesionales de un equipo psicopedagógico con tres décadas de experiencia.

En relación a la rehabilitación, el Método del Instituto Uría ha sido reconocido por los investigadores de la Universidad de Oviedo, por revistas tan prestigiosas como International Journey of Psychology o instituciones de la entidad del Instituto de Investigación de Los Ángeles; pero, sobre todo por cientos de el familias que han recuperado la estabilidad y han podido convertir la incertidumbre que rodea el TDAH en proyectos de vida exitosos para sus hijos.

Conducta, inteligencia social y emocional

Apartado en construcción

Áreas de intervención

Puede acceder a cada una de ellas para obtener más información.

Psicología

Pedagogía

  • Habla
  • Lenguaje oral
  • Lecto-escritura
  • Estimulación del Lenguaje

También le puede interesar

page.php